...

Blog

La polémica de tener juegos en el trabajo: ¿fomenta productividad o pérdida de tiempo?

Fecha: | Tiempo de lectura: 4 Minutos

Encontrando el equilibrio entre la diversión y la productividad en el lugar de trabajo

Introducción:

En los últimos años, la discusión sobre la importancia de la felicidad y el bienestar de los empleados ha tomado un papel protagonista en el ámbito laboral. En este contexto, ha surgido un debate acerca de si permitir que los trabajadores jueguen durante su horario de trabajo puede aumentar su productividad o si, por lo contrario, constituye una pérdida de tiempo. En este artículo, veremos los argumentos a favor y en contra de tener juegos en el lugar de trabajo y analizaremos si esta práctica realmente beneficia a los empleados y a las organizaciones.

Beneficios de tener juegos en el trabajo:

1. Reducción del estrés: Los juegos pueden proporcionar una vía de escape del estrés laboral, permitiendo a los empleados desconectar durante unos minutos y relajarse. Esta pausa mental puede ayudarles a recargar energías y afrontar sus tareas con mayor claridad y concentración.

2. Estimulación de la creatividad: El juego puede estimular la creatividad y fomentar la generación de ideas innovadoras. Al liberar la mente de la presión y la monotonía, los empleados pueden acceder a nuevas perspectivas y soluciones creativas para los desafíos laborales.

3. Mejora de la moral y el ambiente laboral: Los juegos promueven la interacción social y la colaboración entre los empleados. Esto puede fortalecer los vínculos entre los miembros del equipo, mejorar la comunicación y generar un ambiente laboral más positivo y cohesionado.

Argumentos en contra de tener juegos en el trabajo:

1. Distrae de las responsabilidades laborales: Al permitir que los empleados jueguen durante el horario de trabajo, existe el riesgo de que se distraigan y desvíen su atención de las tareas prioritarias. Esto podría resultar en una disminución de la productividad y un rendimiento laboral deficiente.

2. Genera desigualdades y conflictos: Algunos empleados pueden sentirse resentidos o injustamente tratados si otros compañeros pasan demasiado tiempo jugando mientras ellos se esfuerzan por cumplir con sus responsabilidades. Esto podría generar tensiones y conflictos dentro del equipo.

Enfoque equilibrado:

Si bien los argumentos a favor y en contra de tener juegos en el trabajo presentan perspectivas válidas, la clave para aprovechar al máximo esta práctica radica en encontrar un equilibrio adecuado. Aquí hay algunas consideraciones a tener en cuenta:

1. Establecer límites y normas: Es importante establecer reglas claras sobre cuándo y por cuánto tiempo se permiten los juegos en el lugar de trabajo. Esto garantizará que no se conviertan en una distracción excesiva y que los empleados sigan cumpliendo con sus tareas y responsabilidades.

2. Evaluar el tipo de juego: No todos los juegos son iguales. Algunos pueden ser más adecuados que otros en un entorno laboral. Juegos como el metegol, los dardos o las mesas de ping-pong fomentan la interacción social y el trabajo en equipo, mientras que los juegos en línea pueden ser más adictivos y distraer a los empleados durante períodos más largos.

3. Nivel de ruido: Tener en cuenta el nivel de ruido según el tipo de oficina es importante porque los juegos pueden distraer a personas que están haciendo su trabajo o ser molestos para quienes estén en una videollamada o reunión.

4. Enfoque en Metas: Las metas y expectativas de logro deben tener lugar número 1 en nuestra consideración. ¡De nada sirve un equipo motivado y alegre que no llega a sus expectativas y/o ayude a la organización a lograr las suyas!

Conclusión:

La polémica en torno a tener juegos en el trabajo sigue siendo un tema debatido. Si bien los juegos pueden proporcionar una forma de aliviar el estrés y estimular la creatividad, también existe el riesgo de que se conviertan en distracciones que afecten la productividad. En última instancia, la decisión de implementar juegos en el lugar de trabajo debe basarse en un enfoque equilibrado, considerando los beneficios potenciales y estableciendo límites claros. De esta manera, las empresas pueden promover un ambiente laboral más positivo y satisfactorio, al tiempo que mantienen el enfoque en los objetivos y las responsabilidades laborales.

Photo by Rodeo Project Management Software on Unsplash

  


Por Esteban Landini | Gerente Comercial Berowood S.R.L.

Publicado

Compartir

Contenido relacionado

YouTubeYouTubeZoomZoom

Enviar mensaje

Sigamos en contacto. Por cualquier consulta sobre nuestros productos no dude en escribirnos.